Crea tu propio spa en casa en 4 pasos

Spa en casa

1. ¡DESCONÉCTATE DEL MUNDO!

El ritual de cuidado empieza aquí. Has escogido este momento especialmente para ti y debe serlo de principio a fin. No necesitas compartirlo con nadie más que contigo misma. Apaga el celular y olvídate del trabajo o los pendientes.

2. PREPARA EL ESCENARIO IDEAL

Puedes elegir el cuarto de baño o la habitación que más te inspire y relaje. Lo importante es ambientar el espacio de forma que se complemente con tu estado anímico. Escoge los colores que te transmiten tranquilidad y limpieza. Vas a pasar un buen rato aquí, así que procura que nada te perturbe: velas aromáticas, luz tenue, toallas suaves y limpias, superficies despejadas, etc.

Aunque el silencio puede ser una grata compañía, puedes recurrir también a una melodía relajante que te permita hallar paz interior. Recuerda que, al ser un momento muy personal, también puedes aprovechar la ocasión para recuperar a aquel intérprete o canción que toque tus fibras más sensibles y te emocione cada vez que la escuchas.

3. PROTAGONISTAS DE LA SESIÓN

Es hora de elegir los productos que se adapten mejor a las necesidades de tu piel y cabello. Empieza utilizando un jabón perfumado con notas de lavandastrong>. Este aroma aporta al proceso de relación. Llenará la habitación con una fragancia sutil y evocadora, haciendo que tus sentidos se despierten. Te recomendamos probar el Yardley English Lavender Jabón.

2

El siguiente paso es emplear exfoliante corporal, dando masajes sostenidos para activar la circulación y prevenir así la celulitis. Sisley tiene su exfoliante Energizing Foaming Body, que no tiene pierde. Pruébalo.

Ahora le toca el turno a tu rostro. Toma un exfoliante facial y aplícalo con suma delicadeza. Ten cuidado con frotar demasiado fuerte, ya que puedes irritar tu cutis.

3

La relajación no acaba ahí. Sigue hacia arriba, vierte champú purificante en tu cabello y realiza un automasaje craneal: presiona con las yemas de los dedos los diferentes puntos de tu cabeza, pon especial atención a las sienes y respira hondo. Luego, date una ducha tibia para aclarar los productos de tu cabello y piel. Envuélvete en una toalla y toma asiento.

Continuando con el cuidado facial, aplica una mascarilla hidratante durante algunos minutos. Puedes probar la Sisley Masque Eclat Express Argile Rouge Formut Int. Nuestra piel pierde humectación a lo largo del día, por ello no habrá nada que te brinde más alivio que un tratamiento rico en nutrientes. Notarás cómo tu rostro va recuperando su brillo y suavidad. Completa el tratamiento refrescándote con una loción facial antiage de efecto lifting inmediato. Sin importar la edad, en tus manos está retrasar los primeros signos del envejecimiento.

4

Para terminar, no olvides aplicar un hidratante corporal, sobre todo en las zonas de mayor resequedad, como los codos y talones. Tu piel te lo agradecerá.

4. MÍMATE

Suelta las cervicales, cierra los ojos, relaja el rostro y sumérgete en tus propios pensamientos. Da rienda suelta a tus caprichos: hazte una bonita manicure, aplica suero para pestañas —para que crezcan más largas y fuertes—, lo que gustes. Disfruta de cuidarte. Tú mandas.