El encanto de las perlas: ¿por qué no pueden faltar en tu joyero?

El encanto de las perlas

Las perlas están rodeadas de leyendas. En la mitología griega, eran consideradas las lágrimas de los dioses que caían al mar. Según la antigua cultura china, llovieron perlas cuando los dragones lucharon entre las nubes. En la India, es el regalo de boda de Krishna a su hija. Los egipcios, por su parte, creen que Cleopatra las usó en la poción de amor que le dio a Marco Antonio. Mientras que, para los romanos, Venus — la diosa del amor y la belleza — nació dentro de una ostra marina, como si se tratara de una perla.

Quizá todos esos relatos alimenten la tradición — extendida hasta nuestros días — de que la novia utilice perlas el día de su boda a fin de asegurar un matrimonio feliz. En ese contexto de celebración, son un símbolo de buena suerte, pureza, alegría y amor.

Hasta el siglo XIX, todas las perlas que había en el mercado eran naturales y provenían de moluscos. A partir de 1893, el japonés Mikimoto Kokichi desarrolló una técnica para el cultivo manual, que consistía en introducir un objeto extraño dentro del animal, para que siga su proceso de formación. Cabe precisar que las características de las perlas no varían entre una natural y una cultivada. La calidad está determinada por el tamaño, el oriente (tono), el lustre y la ausencia de imperfecciones.

En el mundo de la moda, una de sus fervientes defensoras fue la icónica Coco Chanel. Otras mujeres célebres que incorporaron las perlas a sus estilismos fueron Audrey Hepburn, Grace Kelly, Marilyn Monroe, Liz Taylor y la princesa Diana de Gales.

El encanto de las perlas

LO QUE SE LLEVA AHORA

Esta temporada, las piedras preciosas oscilan entre joyas clásicas y piezas modernas, demostrando su capacidad de adaptación a los nuevos tiempos. Y es que, si algo debemos admitir, es que Jackie Kennedy no se equivocó al decir: “Las perlas son siempre apropiadas”.

1. Clásicas

Las perlas, en su versión minimalista y , son las piedras más inspiradoras y deseadas a la hora de aportar luminosidad al rostro y elegancia al look.

2. Sofisticadas

Este año, las esferas de nácar se han renovado sin alterar su elegancia original. Prueba de ello es que hasta las royals más jóvenes —como la duquesa de Cambridge, Kate Middleton — las lucen en actos oficiales.

3. Modernas

Las generaciones más jóvenes de modelos, cantantes y actrices también se suman a esta tendencia. Pero ellas las prefieren en accesorios acorde a su edad, como los chóker y los pendientes largos.

4. Casuales

La piedra estrella de todos los tiempos amplía sus horizontes más allá del juego de aretes y collar. Esta temporada sorprende su presencia en diseños del día a día, como las muñequeras y las pulseras con perlas de diferentes colores, como propone la marca española Majorica. Además de llegar a otros accesorios, como lentes de sol, bolsos para toda ocasión y diversas prendas de vestir.

¿Te animas a lucirlas en tu próximo outfit? Descubre otras piezas únicas aquí.

Sin duda, entre tanta variedad de propuestas, es imposible rechazar la entrada de las perlas en los joyeros esta primavera-verano 2019.